La envidia entre compañeros

 

A muchos les gusta ocupar los primeros puestos y sentirse más que los de atrás.

La envidia produce un sentimiento de disgusto a quien la siente, le quita paz en el corazón y es atrapado por el rencor consigo mismo por no lograr lo que tiene otro.

 

Eso es la envidia, una costumbre difícil de comprender, y os aterroriza que os atribuyan ser poseedor de ese defecto.

 

La envidia destruye el corazón de quien la padece y por tanto no puede gozar de la felicidad que debiera.

 

El compañero envidioso, no disfruta del fútbol, por estar pensando que su compañero esta disfrutando algo más que él. Pero lo más triste, es que el envidioso desprecia el éxito de los demás, y esta convencido que se lo están  quitando injustamente a él.

 

Por los labios de ese compañero envidioso, siempre esta el desprestigio de los que destacan, siempre esta echando a tierra a todo el que sobresale. Pero además, invita a los otros a pensar mal del modo como ha tenido éxito cierto compañero. Es así como critica duro y sin fundamento al que es admirado por alguna cualidad.

Siempre esta presente el subestimar al adversario y si pierde, se justifica como victima del robo del triunfo.

 

No siempre sereis los mejores, no siempre os ira bien,  pero no por ello os debeis llenar de odio y rencor por lo bien que le va a otro.

 

La envidia, no os levantará del banquillo.

 

No busquéis excusas,  no veáis injusticias donde no las hay. Sólo el sacrificio, la constancia, el trabajo y la mejora del día a día de uno mismo os da lo que todos deseáis para un partido: Convocatoria, Titularidad ... y como no, el Éxito!!