Hacer equipo pensando en el colectivo



Hoy vamos hablar de un tema muy de moda en la psicología deportiva, y que porqué no decirlo, se está convirtiendo en una obsesión para todos aquellos entrenadores que quieren conseguir buenos resultados con sus equipos. La realidad del deporte colectivo es que por más que tengamos un par de jugadores que logren destacar, lo que hará que el equipo sea el mejor o el peor será su conjunto, más concretamente, la capacidad de todos sus miembros para sacrificarse a favor de algo mayor, del colectivo.

 

Es curioso que cada vez en coaching o en diferentes deportes, veamos esta elegancia y estas ganas de querer darlo todo a un colectivo, sacrificándose uno mismo, ya que en la vida real gana el individualismo por encima del colectivo en casi todo, pero el deporte siempre saca de nosotros lo mejor, y en este caso, hacer equipo es una de las formas más simples para hacer mejorar al conjunto así como de forma individual.

 

Puede parecer complejo, y lo es, pero una vez que el entrenador ha conseguido transmitir el valor de que cuando un equipo mejoran todos sus miembros se benefician y se pueden conseguir cosas asombrosas, son ellos mismos los que más se cuidan de conseguir que el grupo funcione por si solo, y por ende, consiguen que tanto ellos como el conjunto se vuelvan mejores, hacer equipo, por tanto, es algo vital si se quiere conseguir y alcanzar el éxito en el deporte.

 

Pero hacer equipo es muy sacrificado, a la vez que muy gratificante. No todo el mundo es un jugador de élite, y la mayoría de deportistas se concentran en categorías medias. Un consejo muy válido es aquel que entiende la competencia como una fórmula fantástica de conseguir, y porqué no única, de mejorar uno mismo.

Cuando nos hacen ir más lejos, cuando nos ponene retos mayores, en cuando conseguimos llegar a los límites y a las mejoras que ni tan solo pensabamos que existían, es entonces cuando conseguimos ser mejores, y eso, es gracias a hacer equipo y la competencia sana que puede resultar uno de los elementos más motivadores para los deportistas que juegan a deportes colectivos.

 

Esta sin duda es la magia de hacer equipo.