Como ser un buen jugador



"¡No es justo!"

"’¡Hiciste trampa!"

"¡No fue culpa mía que perdiéramos!"

 

¿Alguna vez has jugado en un equipo con alguien que odiara perder? o quizás a ti también te cuesta trabajo perder en cualquier situación? A algunos jugadores les cuesta mucho trabajo perder, pero todas las personas necesitan aprender cómo hacerlo. Aprender a perder, sin perder la calma es una habilidad, algo parecido a aprender a montar en bicicleta. Puede que no seas capaz de hacerlo al principio, pero con el tiempo será más fácil. Y cuando sepas cómo perder con gracia, las personas te considerarán un buen jugador.

 

¿Por qué es bueno saber perder?

 

Todas las personas quieren ganar. Pero cada vez que dos equipos se enfrentan en un partido, alguien tiene que perder (salvo que haya un empate).

Perder puede desanimar, por ello no es sorprendente que no les guste perder. Todas las personas pueden aprender a controlar cómo reaccionan cuando pierden. En otras palabras, ¿Qué debes hacer cuando pierdes?

La parte más complicada es que algunas veces puede que reacciones antes de que te des cuenta de ello. Por ejemplo, es la final de un torneo y de repente te das cuenta de que el equipo contrario ganó. Los ves a todos celebrando en el centro del campo y tu comienzas a llorar. Lo más probable es que no quieras llorar en ese momento aunque es normal que te sientas triste.

Lo importante es saber qué es lo que debes hacer después de ese momento. ¿Debes correr al encuentro del otro equipo y acusarlos de que han hecho trampa? ¡No! Lo mejor que puedes hacer es actuar de forma calmada y reunirte con los jugadores de tu equipo para ir a felicitar al otro equipo. Puede que hayas visto a jugadores de élite comportarse de este modo. Cada equipo se pone en fila, caminando muy cerca los unos de los otros, felicitándose dándose palmadas con las manos en alto y diciendo "buen partido”.

Puede que el equipo perdedor no sienta que fue un buen partido en realidad, pero esta tradición es una forma de enseñar a todas las personas como ser un buen jugador. Si tienes ganas de llorar después o si quieres quejarte del juego, puedes hacerlo- pero lo mejor es hacerlo fuera del campo, cuando hayas tenido tiempo para calmarte. Después de que haya pasado algún tiempo, puede que no te sientas tan enfadado como en el momento en el que el partio terminó.

 

Los que son buenos jugadores - y que no se alteran cuando pierden un partido - serán jugadores con quienes dará gusto jugar. 

 

10 formas de ser un buen jugador

 

A continuación detallo algunos puntos que demuestran en que consiste ser un buen jugador:

  1. Compórtate de forma educada con los miembros del equipo contrario. No hables de forma irrespetuosa -gritando en el medio del juego de forma que pueda molestar.
  2. No hagas esfuerzos para lucirte. Simplemente juega de la mejor manera posible para el equipo. Si eres bueno, la gente se dará cuenta.
  3. Dile a los jugadores del equipo contrario "¡buen juego!" independientemente de que hayas ganado o perdido.
  4. Aprende las reglas del juego. Llega a los partidos y a los entrenamientos a tiempo - incluso si no eres la estrella del equipo.
  5. Escucha a tus entrenadores y sigue sus consejos sobre cómo jugar.
  6. No discutas con los árbitros si no estás de acuerdo con una jugada determinada. Si no entiendes una de las faltas del partido, espera hasta el final para pedirle a tu entrenador o al árbitro que te lo explique.
  7. No inventes excusas o culpes a un companero sobre tu pérdida. Intenta aprender de lo ocurrido.
  8. Prepárate a sentarte en el banquillo para que otros jugadores puedan participar - incluso si piensas que eres un buen jugador.
  9. Juega con justicia y no hagas trampa.
  10. Motiva a tus compañeros, incluso si el resultado no es bueno! ¡Puede incitar un final triunfal!