Vivir del pasado nos priva del mejor rendimiento

 

 El jugador ha de saber gestionar sus cualidades si desea ponerlas al servicio del equipo y  rendir al 100%. En el camino hacia el éxito, el jugador  necesita superar sus limitaciones que  frenan su desarrollo.

 

 ¿Cuántas veces habrás hablado o pensado en tu época de pequeño donde sobresalías, donde  eras un jugador destacado?  Esa tendencia a vivir mentalmente en el pasado es  negar las  posibilidades que cada momento te brindan.

 

Has de preguntarte lo siguiente: ¿Piensas mucho en  tu pasado futbolístico?

 ¿Vives el presente o consideras que el ayer siempre será mejor?

 

 Para cualquier jugador con mente abierta, es obvio que el fútbol tiene un lado mágico, y que a cada  momento se nos presentan oportunidades para mejorar, aprender  y acabar celebrándolo. Sin  embargo, quizás por las preocupaciones o el estrés, son pocos los que saben sacarle provecho a  esas opciones que están en sus manos. Se dejan llevar por la comodidad y se alejan de los retos y  las responsabilidades. En pocas palabras tienen miedo y se quedan atrapados en el pasado.   Recuerdan lo que sucedió, en lugar de pensar en lo que puede suceder. Se sienten así más  seguros de sí mismos evitando lo nuevo, lo desconocido.  Viven de glorias pasadas, admirando viejas fotografías o viendo viejos videos.

 

 Está bien recordar el pasado, pero tan sólo  para recordar éxitos y usar las herramientas que  resultaron provechosas en aquel momento, para inspirarnos y crear nuevos y mejores triunfos, así  como para evitar repetir los mismos errores.  

  

 Para ello has de tener en cuenta distintos aspectos:

 

*    Organizar el tiempo de forma que desconectes del fútbol, pues el cansancio no es solo físico, sino también mental.

 

 *     Llenarte de energía con una buena alimentación y descanso, así como  hacer ejercicio.

 

 *    Poner en práctica y en enriquecerte como  persona para crecer también como jugador con valores como: iniciativa, responsabilidad, integridad, generosidad, gratitud, humildad, prudencia, valentía, ilusión, tolerancia, compromiso, etc.

 

   *    Interesarte por aumentar tus conocimientos técnicos e integrales sobre el fútbol.

 

   Mandino, famoso escritor de autosuperación, dijo: "Hay que darse tiempo para crecer, ahora  mismo; hay que tomar la batuta y dirigir con ella. Este es tu día. Vívelo como si fuera el último de  tu existencia".