Asumir un error en el fútbol



Cuantas veces os habréis dicho: “ no tiene razón porque …”, “siempre está igual conmigo…”, “el error no viene por mi sino por …”, “ no es mi culpa ha sido …” y después ya en frío en casa habéis valorado la situación real y admitís el error personalmente?

 

Ocultar el error  puede ser en ocasiones más una muestra de debilidad que una precaución. Desde luego siempre de una forma digna reconociendo que nos hemos equivocado, con el fin de evitar luego posibles reacciones como  "siempre haces lo mismo", "eres un desastre", "no hay  forma de  que hagas algo bien"…   hacen que se vea tu afán de mejora yreconocimiento.

 

A través de tus errores tienes la oportunidad de reflexionar y aprender algo nuevo. Cuando revisas o analizas una jugada que acabas de realizar, es cuando puedes reconocer el error que cometiste. Debido a esto, te resulta difícil evitar algunos errores, porque sólo puedes reconocerlos una vez que los has cometido.

 

No solo el fútbol se basa en ser un jugador que sepa hacer y explotar su juego sino también desarrollar la capacidad de reconocer y aceptar  errores. Esto te impulsa a asumir tu responsabilidad.

 

Oirás a menudo frases como: "Cometer errores es humano", "Un error lo comete cualquiera" ... pero, lo más importante, es que estés dispuesto a  asumir el compromiso de hacer lo que sea para corregirlos. Esto también debe aplicarse a algunos entrenadores, por ejemplo, que temen reconocer un error frente a sus jugadores por miedo a perder su autoridad o el respeto por parte de ellos, cuando, en realidad, hacerlo sería una señal de sabiduría y humildad.

 

Muchos jugadores creéis que reconocer un error puede ser una señal de rebajarse y …  ¡No es así!  El admitir que te has equivocado analizándolo con el entrenador te merece después su admiraciónl, especialmente si te ven hacer elesfuerzo para superarlo y no repetirlo. Asumir tus errores te permite crecer y madurar internamente.

 

Por otra parte los entrenadores deben también ayudar cuando uno de sus jugadores comete un error pidiéndole que asuma su responsabilidad sin presionarlo o castigarlo inmediatamente por la equivocación cometida. Pero más que él debes ser tú quien lo haga directamente siempre evitando los siguientes pensamientos que no ayudan sino empeoran tu mentalidad de mejora:

 

  • Nunca debería cometer un error
  • Si fallo es que soy un desastre total
  • Es imperdonable que un jugador como yo pueda fallar

 

Recuerda: " Reconocer un error y trabajar por evitarlo denuevo es crecer como jugador"