El Estrés y las Lesiones



El Éxito en el deporte está vinculado con la ausencia del estrés y las lesiones, y en el caso que por desgracia aparezcan, con la pronta desaparición de uno y la recuperación de la otra.

 

No podemos negar que todo futbolista debe estar preparado para todo ámbito que lo envuelve: Físico - Psíquico - Nutricional - Social - Personal ... pues la vida de un futbolista es la unión de Mente (Capacidad Mental) y Cuerpo (Capacidad Física).

 

¿Cuantas veces a un futbolista le ha ocurrido que cuando en mejor estado de forma estaba, cuando se está a punto de acabar la temporada o incluso está empezándola, una lesión ha aparecido en su camino hacia el Éxito y con ello estados de Estrés-Ansiedad-Miedos ...? Cuando se produce una lesión está claro que el futbolista su síntoma principal es el dolor físico que le produce esa lesión, pero también aparecen otros síntomas que son invisibles para muchos pero que están presentes: el daño moral. 

 

Este daño moral no es otro que los cambios de hábitos que genera la lesión al futbolista: cambio de rutinas, horarios, rehabilitación, gastos, dedicación, tiempo empleado por la família, etc... estos factores que pocos analizamos pues lo que nos preocupa es la simple lesión, es decir, su pronta recuperación, han de ser también trabajados con el fin que la misma recuperación sea más llevadera y mejor.

 

Hemos de tener en cuenta aspectos que preocupan a un jugador lesionado como:

 

1.- Estado anímico posterior a la lesión: Consecuencias, gravedad de la misma, como afectará al rendimiento...

 

2.- La hospitalización, intervenciones quirúrgicas: incertidumbre e intranquilidad, miedo al resultado o posibles secuelas...

 

3.- La rehabilitación de las lesiones: si empeora la lesión, si avanza lento, dudas de futuro ...

 

4.- La vuelta a la actividad: estrés por la vuelta, recuperar lo perdido, miedo a volver a lesionarse...

 

5.- Futbolistas lesionados que siguen compitiendo: rendimiento irregular, siempre pesente la lesión, obsesión por seguir dando todo y no fallar...

 

6.- Futbolistas lesionados que piensan en abandonar: fustración, débil motivación, lucha constante ...

 

Estos factores creamos o no, aparecen en la mente del jugador generando un estrés que puede llevarlo a una lesión aún más grande.

 

Hemos de recordar que el estrés es una de las principales causas de lesión en un deportista, pues puede producir agarrotamiento muscular, y con ello aumenta la probabilidad de una lesión.

 

En resumen, Antes - Durante - Después de una lesión se encuentran presentes, siempre, daños morales que hay que trabajar y especialmente lo más importante: la valoración subjetiva de su lesión para el futbolista. Hemos de saber que siente y que piensa sobre ella, para poder encaminarla de una forma más positiva con el fin de que sea más llevadera hacia su recuperación, tanto física como mental.

 

Es decir, estar pendiente del futbolista durante la recuperación y el regreso o incluso retirada del mismo.

 

Recuerda: "Los futbolistas necesitan forma física, pero también necesitan habilidades de control mental y emocional"