A la hora de elegir el nuevo futuro ...



Cierto es que en el fútbol llegado el momento que el club quiere prescindir de un jugador, o es el propio jugador que no quiere seguir o su etapa futbolística llega a su fín en el fútbol base para encaminarse a la etapa amater... hay que elegir! Y ante las elecciones no hay que ser pesimista sino realista diciéndote a ti mismo que: “ siempre hay algo que perder y algo que ganar”.

 

Las elecciones suponen un cambio y enfrentarse a tus miedos. Los cambios aterrorizan a jugadores a la hora de tener que elegir, escoger o tomar una decisión. Ahí es cuando inician una actitud a la defensiva (reacción natural por el miedo).

 

La incertidumbre (véase “La incertidumbre del futbolista del día 14/03/12) ante lo nuevo, de lo que puede o no puede pasar ahora, es motivo para que les surjan preguntas, dudas como: "por qué" , "como puede ser", "que me pasará ahora", " y si "... 

 

El fútbol cuando pasa por los cambios, entra en un proceso de pánico por el futuro inmediato y desconocido. Habituados a un sitio, compañeros, convivencia, categoria, entrenador, club ... llegado el momento de finalizar nuestra etapa después de un periodo, cuesta tomar la decisión de elegir cual es su mejor opción.

 

Por ello llegado el momento debes tener en cuenta puntos como:

 

1. No tengas miedo a las consecuencias

 

Bien sabes el refrán “quien no arriesga no gana”, pero teniendo en cuenta como bien he dicho antes que siempre algo se pierde. No por ello debes pensar que tu decisión no es la buena, no tengas miedo a lo que pueda suceder.

 

2.  Confía en tu intuición

 

Sigue las sensaciones que te pasen por mente de cara a tu elección, si tu crees que ese debe ser el paso no te eches atrás, recuerda el punto anterior: no tengas miedo a las consecuencias.

 

3. Ten en cuenta tus emociones

 

Al igual que tu intuición es importante, lo son aún más tus emociones. La ilusión debe ser el proceso para iniciar el cambio que tanto miedo te da. Ella es la que te guía en seguir realizando tus objetivos.

 

4.  No dejes a otra persona que decida en tu lugar

 

Es bueno la opinión de alguien más a la hora de ayudar a decidirte, pero que no sea esa persona la que decida por tí. Eres tú que debe tomar la responsabilidad de tu elección.

 

 

Recuerda: “Tu elección siempre será la correcta”