Alcanzar la Gloria y escribir el Futuro

En el vestuario la concentración es máxima. Los nervios y la responsabilidad actúan en silencio. De repente, al grito de: “ ¡Vamos Equipo!”, formáis todos unidos un corro, para salir al campo que jamás has visto,

Levantas la cabeza y los ves, son tu equipo. Crees en ellos,confías en ellos. Defendéis un mismo sentimiento, una misma filosofía y un mismo objetivo: Escribir juntos el futuro.

 

Es la hora de la verdad, el momento en el que los campeones ganan su lugar en la historia. Ha llegado el momento más esperado. Noventa minutos para alcanzar la Gloria. Una hora y media en la que el único juez es el gol.

Nunca es suficiente, nacisteis sin ninguna intención de conformarse con nada. Vuestra constante exigencia ha explotado al máximo unas condiciones técnico-tácticas y físicas privilegiadas. Habéis nacido para escribir el futuro y puede que el desenlace de esta historia tenga su firma.

 

Recuerdas como de pequeño diste un pase de gol, sabías perfectamente dónde estaba tu compañero, y como la grada se vino abajo... por eso sigues jugando con la ilusión y la complicidad de cuando eras pequeño.Defiendes tus colores como siempre, pero no te conformas y sabes que todo está por hacer.

 

Concentrados, esperando vuestro momento como depredadores hacia su presa, el equipo espera hambriento un balón muerto cerca del área o un defensa descolgado que rompa la línea.

Sabéis que no estáis solos y vuestro instinto de supervivencia os convierte en “killers” del área y llega el premio: GGGGOOOOLLLL!!!!

 

La victoria está cada vez más cerca, y por fin... por fin suena el pitido final.

Entre aplausos, el banquillo salta al campo, y no cesan los abrazos, las emociones, la alegría entre todos. La euforia se apodera de vosotros y el cuerpo se rinde. Las piernas pesan y el sudor empapa toda la camiseta. Lo habéis dado todo, os habéis sacrificado por el equipo, habéis querido el balón y no habéis dejado de atacar. No hay ningún  reproche, solo sentimiento de alegría por haber logrado tan importante triunfo.

 

Os sentáis en el vestuario, os secáis el sudor. Se hace el silencio... y en frente de vosotros un mensaje que dice: “Habéis alcanzado la Gloria. Ahora mirar al frente y escribir vuestro futuro”.

 

 Recuerda: "Visualizar con positivismo tu trabajo y lo que quieres que suceda te ayuda a conseguirlo"